En la actualidad, la gestión de la marca en soft-à-porter se basa en el compromiso que asume ante la sociedad. Sus demandas sociales, como el respeto al medio ambiente, el avance tecnológico y la profesionalidad, se han convertido en elementos determinantes de la comunicación de su identidad.

Estamos convencidos de la enorme y creciente importancia de la marca como elemento clave en la diferenciación del producto y servicio, la continuidad del liderazgo de cara a clientes y la sociedad en general, y la capacidad de atraer y retener capital humano. Una identidad común óptimamente gestionada permite a la compañía presentar un mensaje unívoco y diferenciador ante sus audiencias, así como construir vínculos de pertenencia con ellas.

Historia de la Marca

soft-à-porter comienza su andadura allá por el año 2002. Desde el primer momento, quisimos representar la compañía con el símbolo de una ola, de ahí el icono ondulado y el color azul intenso. El origen etimológico del nombre soft-à-porter es software-a-porter, es decir, software a medida.

En este nombre radica toda la esencia que rige la compañía: proyectos a la medida de nuestros clientes y sus necesidades.Tras un período de asentamiento y de establecimiento de las bases de la compañía, se optó por el actual logo. Se rediseñó la ola original dándole un enfoque más tecnológico y sustituyendo la tipografía por una más atrevida y moderna. Como resultado se generó el siguiente esquema corporativo:

Logo Características
Tipografía de soft-à-porter Tipografía de soft-à-porter

¿Te gustaría ver la primera página web con la que empezamos?

Pincha aquí para verla